enero 2021

Retratos a lápiz

Hoy habría sido el cumpleaños de Virginia Woolf y aprovecho este día para mostraros el retrato que hice de ella y utilizarlo de ejemplo para contaros un poco sobre mi modo de dibujar.

Dibujo de Virginia Woolf

Este retrato es el primero que hice de todos los personajes, Woolf fue mi conejilla de indias y de la que después han surgido todos los demás retratos que hago en este estilo.

El dibujo original está hecho a lápiz sobre papel, es el dibujo de la izquierda, y el de la derecha es el mismo dibujo pero que escaneé y volví de nuevo a dibujar, esta vez directamente en el ordenador con un lápiz digital sobre una tableta gráfica (como si fuese la pantalla de una tablet).

La técnica es exactamente la misma en los dos casos y mi modo de dibujar, de hacer los trazos o sombrear es igual en ambos.

Una de las diferencias entre trabajar una técnica manual y una técnica digital es que en la digital puedes corregir fallos o modificar indicaciones del cliente más fácilmente, además, es mucho mejor para manipular luego el dibujo sin que pierda calidad (agrandarlo, reducirlo, etc.).

Esto en el trabajo de ilustración es básico, ya que no estamos dibujando para tener una obra de arte única, sino que hacemos imágenes cuya finalidad es que sean reproducidas, ya sea en papel, para tela, sobre objetos…, por eso la imagen ha de ser más sencilla y rápida de manipular y de adaptar a los diferentes sistemas de impresión.

En este caso en concreto, el dibujo a lápiz de la izquierda tiene el trazo más basto y el de la derecha digital, aunque podría haberlo hecho igual, es más fino; que uno resulte más atractivo que otro ya es cuestión de gustos.

¡Feliz cumpleaños, Virgi, y gracias por haberme abierto camino!